TSBVI logo | Home | Site Search | Outreach | Ver/Oír Indicio |

Invierno 2005 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Audífonos

Jim Durkel, CCC SLP/A
Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas, Programa Outreach

Resumen: Este artículo entrega información básica sobre los audífonos, los dispositivos de audición asistida y los implantes cocleares y sobre cuáles son más adecuados para niños con sordoceguera y discapacidades adicionales.

Palabras Claves: programación, sordoceguera, audífonos, dispositivos de audición asistida, implantes cocleares.

Un audífono es un dispositivo que ayuda a una persona con pérdida de audición a tener un mejor acceso a los sonidos. Algunos de los primeros dispositivos parecían enormes cuernos o trompetas y la persona que los usaba sostenía el extremo más pequeño en su oído y apuntaba el extremo más grande hacia la persona que le hablaba. La buena noticia es que los audífonos han llegado a ser más sofisticados y útiles para las personas desde esa época. La mala noticia es que los audífonos han aumentado su costo y se basan en electrónica fina que ha menudo necesita reparación, ¡especialmente cuando son usados por un niño pequeño!

Los audífonos de hoy usan baterías para lograr potencia, tienen micrófonos para captar los sonidos, tienen circuitos que hacen que los sonidos sean más fuertes y de alguna forma logran que el sonido modificado llegue al oído del usuario.

TAMAÑO DE LOS AUDÍFONOS Y FORMA DE USARLOS

La primera forma de clasificar los audífonos es por su tamaño y la forma en que se usan.

El audífono más grande se denomina audífono corporal. Un audífono corporal es más o menos del tamaño de un paquete de cigarrillos. Generalmente es sostenido en el pecho del usuario con un arnés especial o es llevado en el bolsillo de la camisa. Este tipo de audífono solía ser necesario para las personas que necesitaban gran potencia, pero como la tecnología ha mejorado ya no se usan con mucha frecuencia. Los audífonos corporales necesitan ser conectados al oído del usuario con moldes auriculares. Sale un cable del audífono y se conecta al molde con un anillo de fijación.

Los Audífonos Retroauriculares; es decir, que se usan detrás de la oreja (BTE por sus siglas en inglés) son el tipo más común de audífonos usados por los niños. El dispositivo de audición se ajusta detrás de la oreja del niño y se conecta al oído a través del uso de un molde auricular. Los audífonos BTE tienen la ventaja de ser pequeños, pero igual son capaces de desarrollar la potencia necesaria.

Los audífonos BTE tienen un compartimento que aloja una batería, un interruptor de encendido/apagado y un control del volumen. A veces, el interruptor de encendido/apagado tiene también una posición con la marca T. Luego hablaremos de esta posición.

El audífono BTE tiene una pieza curva de plástico duro que sale del audífono y se conecta con los tubos del molde auricular. Esta parte se denomina gancho de tono (tone hook). A veces, cambiar el tamaño y la forma del gancho de tono puede ayudar a que el audífono BTE se adapte mejor al usuario.

Es fácil perder los audífonos BTE debido a que son muy pequeños. Otro problema es que aún cuando estos audífonos son pequeños pueden ser grandes si los comparamos con la cabeza de un niño pequeño. A veces simplemente la oreja no tiene el tamaño suficiente para sostener el audífono BTE en la cabeza del niño. Afortunadamente, se pueden hacer algunas cosas para resolver el problema. Ajustar el gancho de tono o el molde a menudo puede ayudar a sostener el audífono con más firmeza en la oreja del niño. También existe un tubo denominado “Huggy” que se conecta al audífono y ayuda a sostenerlo en la cabeza.

Los otros tipos de audífonos son el Intrauricular (ITE), Intracanal (ITC) y Completamente Intracanal (CIC). Estos audífonos más pequeños no tienen tanta potencia como los BTE y generalmente no son recomendados para niños. Estos audífonos son pequeños y no se notan mucho cuando se usan. Sin embargo, el audífono está incorporado en el molde auricular. Cuando se necesita un nuevo molde auricular, el usuario debe quedar sin audífono. Además, debido al pequeño tamaño del audífono, se necesita un muy buen control motor fino para operar los interruptores y cambiar las baterías.

CIRCUITOS

Hasta hace poco, todos los audífonos usaban circuitos análogos. Lo que es importante saber sobre estos audífonos es que aunque eran muy potentes, este tipo de audífonos no eran ajustables como los audífonos digitales que son más nuevos (y también más caros).

Ajustar un audífono es el proceso de asegurarse de que el audífono sea el correcto para la pérdida de audición del usuario. La primera parte de ajustar un audífono es obtener un buen audiograma del paciente. Queremos saber a qué nivel de intensidad (decibeles o dB) el usuario puede simplemente detectar si hay o no un sonido presente. Esto es lo que se denomina el umbral. Necesitamos umbrales a través del rango de frecuencia del habla de 250 Hertz (sonidos de tono bajo) a 8000 Hertz (sonidos de tono alto). Los Hertz son una medida de frecuencia y se abrevian Hz. Determinamos el umbral que tiene la persona sin los audífonos, luego buscamos cuál nos gustaría que fuera el umbral. La diferencia es cuanta “ganancia” necesitamos a esa frecuencia. Tomamos y ajustamos los audífonos para que nos entregue justo la cantidad correcta de ganancia para cada frecuencia que probamos. Esta es la razón por la cual es importante tener un audiograma del paciente sin audífonos y luego volver a realizar la prueba con el audífono; esto nos permite medir la ganancia real que está obteniendo el usuario.

Si el usuario puede repetir palabras, es mejor hacer una prueba de discriminación de palabras con y sin el audífono. Durante la prueba de discriminación de palabras, el usuario repite una lista de palabras y el porcentaje de palabras repetidas correctamente es el puntaje de discriminación de palabras. Si el puntaje de discriminación de palabras no mejora considerablemente, el audífono no es el mejor para el usuario. Lamentablemente los niños, especialmente los que son pequeños o tienen impedimentos múltiples, no pueden realizar pruebas de discriminación de palabras. En consecuencia, los audiogramas del paciente con y sin audífonos son aún más importantes para encontrar el tipo de audífono que se adapte mejor a estos niños.

Aunque tanto los audífonos análogos como los digitales pueden ser programados, los audífonos análogos no permiten un ajuste tan preciso de la ganancia como los digitales. Los audífonos digitales tienen algunos “timbres y silbidos” adicionales que los audífonos análogos no pueden ofrecer. Por ejemplo, los audífonos digitales hacen un mejor trabajo al detectar ruido y filtrarlo. Los audífonos digitales también pueden tener una característica que ayuda a prevenir la realimentación (silbido) que puede ocurrir cuando los moldes auriculares no se ajustan bien.

Muchos audífonos tienen una característica conocida como compresión. Compresión significa que el audífono amplificará los sonidos suaves más que los sonidos fuertes. Sin compresión, los audífonos harán que los sonidos fuertes sean aún más fuertes. Esto puede ser doloroso e irritante para la persona que usa el audífono.

Algunos audífonos pueden tener programas múltiples. Es decir, el usuario puede seleccionar un ajuste para escuchar cuando los sonidos son más suaves y un ajuste diferente para escuchar en medio de ruido.

Generalmente, el audífono se ajustará de manera que el usuario lo utilice con el control de volumen más o menos en la mitad. Esto le da la menor cantidad de distorsión. Si el usuario está constantemente cambiando el control de volumen, esto puede indicar que el audífono no se ajustó adecuadamente a él.

MICRÓFONOS

Todos los audífonos usan micrófonos para captar sonidos del ambiente. En los sistemas auditivos típicos, tenemos dos dispositivos de audición que captan los sonidos. Generalmente es mejor si el usuario tiene dos micrófonos al nivel del oído. Tener un micrófono en cada lado de la cabeza ayuda con una importante habilidad auditiva, la localización. La localización es la habilidad de saber desde dónde en el espacio viene un sonido. Esta habilidad es usada durante la capacitación en orientación y movilidad.

En los audífonos corporales, estos micrófonos se ubican en el audífono y por lo tanto quedan al nivel del pecho del usuario. Esta disposición no permite una buena localización.

Los audífonos BTE pueden tener micrófonos direccionales u omnidireccionales. Los micrófonos omnidireccionales captan sonidos en forma más o menos equivalente en 360 grados. Los micrófonos direccionales captan sonidos que se dirigen al frente del audífono más que los sonidos que vienen de otras direcciones. Los micrófonos direccionales pueden mejorar la audición en ambientes con ruido, pero pueden dificultar la localización para desplazarse.

AUDÍFONOS Y DISPOSITIVOS DE AUDICIÓN ASISTIDA

Incluso con los audífonos más sofisticados, escuchar en medio de ruido siempre es difícil. La localización puede verse afectada. Seguir conversaciones en un grupo grande es una situación auditiva bastante difícil. Puede ser necesario un dispositivo de audición asistida o de ayuda a la audión (ALD por sus siglas en inglés) en conjunto con el audífono para ayudar a resolver algunos de estos problemas. Visite <http://www.tsbvi.edu/Outreach/seehear/winter03/ald.htm> para obtener más información sobre los ALD.

¿Recuerdan la posición T en los controles de los interruptores? T significa telebobina. Esta es una manera alternativa para que el sonido ingrese al audífono. Dentro del audífono hay una bobina que puede recibir energía electromagnética. Los teléfonos antiguos solían dejar salir esta energía y los fabricantes de audífonos obtuvieron ventaja de este hecho para ayudar a los usuarios de audífonos a usar el teléfono en forma más eficiente. Hoy en día, usted debe hacer una orden especial de teléfonos que liberen esta energía. Los niños usan la posición T con más frecuencia para conectar el audífono a un dispositivo de audición asistida.

Hay otras formas de conectar un audífono a un dispositivo de audición asistida, como el uso de una “bota” (boot). Esta es una conexión en el audífono que permite que éste sea directamente conectado a un ALD. Existen algunos audífonos que están construidos para recibir información de un micrófono remoto; el ALD está incorporado. Generalmente es preferible usar un audífono personal en conjunto con un ALD en lugar de usar el ALD como audífono personal. Esto se debe a que usualmente los audífonos pueden ser mejor individualizados que un ALD.

BATERÍAS

Dependiendo del tipo de audífono y de la cantidad de tiempo al día que el usuario lo use, la vida típica de la batería es de 5 a 7 días. Las baterías pueden agotarse en cualquier momento, de modo que es buena idea tener siempre repuestos a mano. Las baterías de los audífonos pueden parecer un caramelo para los niños pequeños, de modo que debe tener cuidado de desechar las baterías usadas. A veces, lo más económico es incorporarse a un club de baterías de audífonos donde se pueden adquirir baterías con descuentos y también paquetes gratis por varios paquetes comprados.

MOLDES AURICULARES

Todos los audífonos corporales y BTE necesitan un molde auricular separado. El molde se ajusta firmemente en el oído. Es necesario que los moldes auriculares sean fabricados a medida para el usuario del audífono. Vienen en diversos materiales y colores. No es poco común que los niños necesiten un nuevo molde auricular cada 6 meses aproximadamente ya que, a medida que el niño crece, el molde ya no se ajusta bien a su oído.

Si un niño tiene infecciones en el oído medio, puede haber realimentación con el audífono aún cuando el molde auricular se ajuste bien. Si un niño tiene una infección en el canal auditivo, puede ser doloroso usar el molde auricular. A veces, los usuarios de audífonos tienen reacciones alérgicas al material de un molde auricular y se debe volver a fabricar el molde en otro material.

Se pueden hacer varias modificaciones al molde auricular para hacerlo más liviano, más cómodo y más adecuado para la pérdida de audición de un niño en particular. Converse con su audiólogo o con el vendedor de audífonos si aparentemente el molde auricular está causando incomodidad al niño. A veces, el molde sólo necesita un poco de pulido para eliminar un pequeño, pero irritante punto áspero.

Es necesario limpiar los moldes auriculares en forma regular. Es común que se acumule cerumen y que bloquee el molde. Se puede usar un detergente de loza suave y agua tibia para limpiar el molde. Asegúrese de dejar que el molde se seque completamente antes de usarlo.

Los moldes auriculares pueden ser lubricados para ayudarlos a entrar en el oído del niño. No use productos en base a petróleo, como la Vaselina, esto puede causar que ciertos materiales del molde se desintegren.

APRENDER A USAR EL AUDÍFONO

Los audífonos no restauran la audición ni logran una audición normal. Ellos ayudan a hacer que algunos sonidos estén más disponibles al usuario. No es razonable pensar que simplemente basta poner un audífono a un niño y que este dispositivo se preocupará de la pérdida de audición de ese niño.

Se puede requerir cierto tiempo para que el niño se acostumbre a usar el audífono. Los moldes auriculares pueden ser incómodos de usar, pero con el tiempo el usuario del audífono aprende a ignorarlos. Los audífonos entregan al niño información auditiva que él nunca tuvo antes. Primero, esta información puede ser abrumadora y atemorizante para el niño. Puede que los niños necesiten cierta capacitación específica para aprender el uso de la nueva información auditiva que entrega el audífono.

La capacitación auditiva es parte importante al aprender a usar el audífono. Esto incluye no sólo aprender a usar la información auditiva que obtiene a través del audífono, sino también aprender la forma de preocuparse por el aparato en sí.

CÓMO COMPRAR Y MANTENER UN AUDÍFONO

La vida de un audífono, aun si es bien mantenido, es de cinco a siete años. Los audífonos se desgastan y ¡cuando son usados por niños pueden estar sujetos a bastante abuso! Siempre es buena idea adquirir un seguro para audífonos cuando se compran. Este seguro cubre los costos de reparación y/o el cambio de audífonos perdidos.

Los audífonos pueden costar entre varios cientos a miles de dólares. A veces, los seguros privados cubren el costo de los audífonos. Para las familias que cumplen con los requisitos de elegibilidad para Medicaid (seguro de salud estatal en Tejas). Texas tiene un programa conocido como PACT (Programa de Amplificación para Niños de Texas) administrado a través del Departamento de Salud. Para obtener más información sobre el PACT, visite <http://www.tdh.state.tx.us/audio/pact.htm>. Las familias que no cumplen con los requisitos de elegibilidad para Medicaid y que no tienen un seguro privado pueden explorar los recursos de la comunidad como los clubes de Leones o Soroptimista. Para los niños sordociegos, la Comisión para los Ciegos de Texas puede apoyar a las familias a encontrar recursos que ayuden a cubrir el costo de los audífonos. Por supuesto, el profesor local de los estudiantes con impedimentos auditivos también puede ayudar a encontrar recursos locales.

Los niños con audífonos deberían ser sometidos a pruebas auditivas con y sin los audífonos por lo menos una vez al año. Queremos asegurarnos de que la audición del niño no ha cambiado y de que el audífono siga siendo adecuado para el niño.

Un audífono sólo puede ser beneficioso si es el adecuado, si se usa en forma consistente y constante y trabaja en condiciones máximas. Esto significa que el funcionamiento del audífono debería ser revisado diariamente. Visite <http://www.tsbvi.edu/Outreach/seehear/spring00/hearingaids.htm> para obtener más información sobre la forma de revisar los audífonos.

IMPLANTES COCLEARES

A veces, una pérdida de audición puede ser tan grande que es posible que los audífonos convencionales no entreguen suficientes beneficios. Si los umbrales alcanzados con los audífonos no son por lo menos de 30 decibeles o por lo menos de 2000 Hertz, puede ser momento de considerar el uso de un implante coclear. Esta no es una decisión que se tome a la ligera y requiere la consideración de diversos factores que van más allá de simplemente los umbrales alcanzados con y sin audífonos.

NIÑOS CON IMPEDIMENTOS MÚLTIPLES

Los niños con impedimentos múltiples, incluyendo la sordoceguera, tienen diversas consideraciones respecto a los audífonos que los niños que sólo presentan pérdida de la audición.

Obtener buenos audiogramas del paciente (con y sin audífonos) puede requerir más tiempo y esfuerzo. La formación de equipos será importante para ayudar a que esto suceda.

La formación de equipos también es importante al considerar el impacto del uso de audífonos en la capacitación en orientación y movilidad o el uso de tecnología asistiva.

La formación de equipos es necesaria para discutir el impacto del uso de audífonos cuando hay discapacidades físicas. Por ejemplo, usar un audífono BTE mientras se está en una silla de ruedas con apoyo de cabeza puede producir mucha realimentación. En esta situación, podría ser más adecuado el uso de un audífono corporal. Algunos niños no tienen oreja donde poner un molde auricular y pueden necesitar el uso de un audífono de conducción ósea.

Finalmente, la formación de equipos es importante para asegurar que todos los adultos que estén en contacto con el niño que usa un audífono entienda la importancia del uso consistente de él, que comprenda qué habilidades auditivas debe esperar del niño y cómo manejar los problemas relacionados con el uso de este aparato.

Es importante recordar que si un niño necesita un audífono, ese niño debería tener una clasificación educativa de impedido auditivo (AI) y contar con un profesor para estudiantes con impedimentos auditivos. Este profesor debería ser capaz de servir como fuente de información y como coordinador respecto a temas relacionados con la pruebas audiológicas y los audífonos.

¡Los audífonos, si son adecuados y usados apropiadamente, pueden abrir todo un mundo nuevo para nuestros niños con pérdida de audición!


| Invierno 2005 Tabula de Contenido | en via a Email de Ver/Oír |

Please complete the comment form or send comments and suggestions to: Webmaster

Last Revision: September 1, 2010